lunes, 16 de julio de 2007

Arquitectos: Esas bellas personas.






















Cuando uno va paseando alegremente por un centro de Madrid que, no sabemos como, ha sobrevivido a alcaldes ineptos, constructores corruptos y bombardeos aéreos lo menos que imagina es que el pleno siglo veintiuno, cuando ya ha quedado claro que tirar edificios antiguos es caca y no se hace, nos vayamos a encontrar con cosas como la mierda puesta al sol que vemos en la fotografía de más arriba.

Nos preguntamos qué, pero qué coños enseñan en la muy honorable facultad de arquitectura a esos chicos de la chupa vaquera y la carpeta con escudos del Madrid para que, al salir, decidan enmierdar esquinas a cincuenta metros de la Plaza Mayor con semejante despliegue de egocentrismo paleto copiado de vaya usted a saber que libro de arquitectura japo-finlandesa de 29,95 leuros en el Vips de Cubos.

Señor arquitecto, ¿no le enseñaron que un edificio debe proyectarse pensando, no solo en las fotos de la revista de arquitectura, sino en el dónde coños va a erigirse?

¿Acaso no basta con ver el edificio del Centro Gallego de Jacinto Benavente para aprender la sencilla lección de que estas cosas no se hacen? ¿Que la fantástica moda arquitectónica de los setenta (que tan bien queda en Móstoles y tan mal en Lavapies) está esperando de rodillas la demolición entre vítores de la multitud?

No se que clase de Ayuntamiento tenemos que permite a un pobre desgraciado (convencido de que su edificio, alla maniera de 2003, va a superar gracilmente las futuras modas arquitectónicas pese a la pobreza del diseño, a darse de hostias con el entorno, y a los materiales escogidos para durar veinte años sin parecer chatarra) mostrar a los viandantes su mediocridad en medio de la calle Mayor, y no en San Chinarro o cualquiera de esos páramos donde no nos importa en absoluto que estos gañanes se epaten entre sí con todo tipo de mamotretos creados para mayor gloria de las revistas dominicales, y mayor disgusto de sus pobres habitantes.

Desde aquí pedimos humíldemente la humillación pública del personaje creador de semejante patraña, así como declaramos la de arquitecto profesión non grata, solo comparable a la de taxista en su desprecio de la sensibilidad del prójimo.

23 comentarios:

alberto dijo...

jajaja ¡que en la humillación pública se les pegue un montón de papelitos con ese 2º párrafo!

Daniel dijo...

Más razón que un santo, pero hay tantos y tantos que deberían pasar por esta humillación...

Juanjez dijo...

Yo, si fuese valenciano (Dios no lo quiera) promovería el ajusticiamiento de Calatrava atado a una de esas cosas de Mordor que ha puesto en el rio.

Y si fuese de Ávila, Moneo no tendría mundo para esconderse.

Lo que no se es porqué no se ha aprovechado el enterramiento de la M30 para exhumar los restos de los antiguos responsables y mezclarlos con el asfalto o algo así tras un apaleamiento público.

ru ben dijo...

la ostia

Blanca dijo...

jeje que casualidad, me fijé este fin de semana en esa aberración (el texto no me lo he leído que es muy largo)

oskitar dijo...

¿Cómo que no te has leido el texto?
Es fantabuloso.

Miguel Angel dijo...

Lamento que la foto que tomara Juanjez no fuera muy explicita respecto a la ubicación del horror.
Ayer tuve la mala suerte de toparme con esta aberración; para el que no lo sepa se encuentra en una de esas cuatro entradas singulares que tiene nuestra plaza mayor.
Yo desde luego no colgaría al arquitecto, que ha conseguido una operación de prestidigitación que me hace sospechar si es primo hermano de Esperanza o Gallardón. Estamos acostumbrados a estos gloriosos detalles, que se saltan toda ley urbanistica, cuando buscando una firma nuestros fantásticos regidores cuentan con un Nouvel o Ghery; y aunque sus intervenciones fuera de lugar no son respetables tampoco, al menos su atrevimiento tiene en ocasiones cierta calidad arquitectónica; pero este recortable de la entrada a la plaza no tiene nombre.
Desde ahora empezaré a tomar en serio lo de realizar atentados culturales. Veremos si me queda algún bote de pintura...
Abriré un foro para escoger el color. No vaya a ser que desluzca la intervención porque al fin y al cabos e trata de que cuidemos nuestro patrimonio...

Puño dijo...

eso digo yo, este post es para enmarcarlo. o mejor, fotocopiarlo en fichas aquellas de multicopista de alcohol, de esas que la tinta salía morada, y lanzar los panfletos al aire en plena escuela de arquitectura, a lo rojos contra grises.

Oscar dijo...

Temblad insensatos!! porque tamaña fue mi sorpresa al pasear el otro día por la Gran Via para descubrir que sin pena ni asombro se han zumbado un edificio cerca de la plaza de Callao. Habrá que esperar con los dedos cruzados que el futuro edificio no acabe en otra entrada como esta!

Bella persona dijo...

Tremendo post, todo un monumento al equilibrio y la medida.

Arremete contra los arquitectos en lote, sin distinción y no sólo cuestionando a bulto su formación, sino además dando datos muy concretos de vestimenta y costumbres.

No sé a qué arquitectos vio usted, pero en los sitios donde yo estudié nunca vi esa carpeta del Real Madrid. Tampoco tuve nunca una chaqueta vaquera. Y sí, soy arquitecto.

Cierto es que el edificio no es maravilloso, por cierto lleva ya allí bastante tiempo (años diría yo).

Ahora, tampoco es para echar cohetes el pastiche que aparece a su izquierda, que si se fija, no está hecho alla maniera herreriana, que es lo que vemos en el resto de la Plaza Mayor. Sin duda, de todas maneras, le proporcionaría gran regocijo al ex-alcalde Manzano, tan amigo de sus farolas fernandinas. Lo dicho, siendo puristas, también deberíamos atacar ese pastel eclecticista.

Quizás debiéramos, ya de paso, cada vez que fuéramos por el centro, utilizar con los coches tal y como los diseñó en sus inicios Henry Ford (si no carruajes), convertir nuestros ordenadores en objetos steampunk, y recuperar bombines, mostachos y fajas para que la postalita fuera de época.

Eso, o dejar que buenos arquitectos (que alguno habrá) vayan actualizando nuestro paisaje. A ser posible con la ayuda de todos los agentes que intervienen en la construcción de la ciudad. Que si estudia un poco, verá que son muchos.

---

Dos detalles, viendo que se coge carrerilla en los comentarios:

1. El edificio derribado en Gran Vía era "setentero", maravilloso por cierto.

2. No creo que el edificio, tal cual, se salte ninguna ley urbanística, ya que ésta suele regular volumen y superficie construída. Habría que saber qué había antes y en qué condiciones se derribó. Ahora, en todo caso los interesados directos de los pelotazos urbanísticos no suelen ser los arquitectos... no, son más bien los promotores.

Lo dicho, equilibrio, mesura y conocimiento. Igual nos salían post más brillantes aún.

surconsciente dijo...

no me extraña tu irritación, vaya regalito.

Juanjez dijo...

¡Vaya, vaya! Por fín un poco de polémica.

Me parece que si Bella Persona quiere un poco de equilibrio, mesura y conocimiento está buscando en el lugar equivocado.

En La Chamarilería no encontrará nada de eso, pues es el hogar de la generalización, el exhabrupto y el sabelotodismo de taxista que arregla el mundo en dos patadas con un palillo entre los dientes.

Si quiere usted un articulazo sobre lo chulo que ha quedao el Metro de Bilbao, vaya usted a El Pais Semanal, donde encontrará grandes loas a los arquitectos estrella entreveradas de anuncios de perfume y coches plateados.

Muchas gracias por su atención, bellas personas.

Miguel dijo...

Juanjez, en El País Semanal tampoco hay equilibrio, las loas para los que las quieran (y en el star system de los arquitontos hay muchos).

Sin justificar el petardo de la foto, te comento con otra generalización:

La población debería de dejar de ver "el tomate", dejar que los profesionales hagan su trabajo de una p. vez (esto incluye a dejar que los taxiastas decidan por donde c. van a llevarnos a los sitios) y dejar de pretender que saben de arquitectura "por que ellos la viven".

Los que sabemos de arquitectura somos los arquitectos, y a la mayoría nos interesa hacer bien nuestro trabajo y que la gente no se acuerde de nosotros al disfrutar de sus casas (suele pasar que si está bien hecho la gente no se para a pensar que es por nuestra culpa).

Saludos y viva la prepotencia que da la democracia y la libertad de expresión!!

Juanjez dijo...

No creo que la gente pretenda "saber" de arquitectura. Lo que son es usuarios, que no es poca cosa.

Y no hace falta ser diseñador de coches para poder decir: "¡qué chulo es el coche X" como no hace falta ser arquitecto para cagarse en el edificio del Centro Gallego de Jacinto Benavente.

Y si hace falta generalizar, pues generalizando que es gerundio.

Y si eso provoca contestaciones. Pues más diversión, coñe.

En este blog se defiende la estética de una mercería con mostrador de madera llena de camisetas Imperio y bragas de paracaidas.

No vamos a glosar aquí la perfecta distribución de las prendas en el H&M (obviamente mucho más estudiada y mejor que la de la mercera) porque es algo que no nos importa gran cosa, para eso ya habrá otros blogs monísimos.

Me apunto lo de arquitontos. ¿Ves como en realidad sabes de que hablo? ¡hasta tienes un nombre para ello!

aton dijo...

algunas cosas cantan, como el color, la disposición de huecos que no se corresponde con los edificios contigüos, la multiplicación de alturas, esas extrañas carpinterías hacia fuera, el color otra vez... pero el contraste queda muy interesante. y si el anterior edificio que se encontraba allí ha sido derribado sería porque estaba en mal estado, y no es plan de ponerse a imitar la arquitectura de hace 100 años, con esos frontones neorenacentistas y esas volutas tan historiadas, digo yo.
y sí, doy una bella persona.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.